"... verdad, emoción y armonía, los tres aspectos sustantivos de la belleza, fin supremo del arte."

José Garnelo y Alda




Historia

No se puede hablar de los Amigos del Museo Garnelo sin aludir al papel fundamental de Manuel Cabello de Alba Moyano quien, en solitario y durante muchos años, trabajó con generosidad y entusiasmo para rescatar la obra de José Garnelo. Su abuelo, D. Enrique Moyano, médico personal del artista, educó su pupila en la pintura y, ya desde entonces, muy joven aún, comenzó una ingente labor de investigación, análisis y difusión de la obra garneliana, gracias a la cual hoy tenemos algunas excelentes monografías, revistas prestigiosas y, sobre todo, la feliz realidad del Museo Garnelo, de cuya creación Manuel Cabello de Alba fue el "alma mater".

A principios de los noventa, se le une otro garneliano de corazón, Fidel Romero López, un eficaz colaborador y autor de numerosas iniciativas  para la localización de obra. Ambos llevan a cabo una labor callada y constante para la recuperación de la memoria del pintor, a través de una nutrida correspondencia con las principales instituciones artísticas y de la adecuada divulgación de la producción artistica de Garnelo, propiciando su presencia en prestigiosas exposiciones. A partir de 2002 colabora en el proyecto José Antonio Cerezo, actual Director Honorario del Museo Garnelo.

Con este núcleo, y de acuerdo con la idea siempre manifestada por Manuel Cabello de Alba de insuflar a las nuevas generaciones el amor por la obra garneliana, surgen los “Amigos del Museo Garnelo” como asociación cultural de ámbito nacional. Sus Estatutos fueron aprobados el 2 de marzo de 2007.




Correo
Llamada
Asignación